miércoles, 20 de enero de 2010

BABOSAS FOTOSINTÉTICAS

Una babosa marina que se encuentra a camino entre las plantas y los animales.


Fuente: LiveSicence
Foto: Universidad de Maine Plant Physiology Online La lógica del titiritero



Una babosa marina verde que aparenta ser parte animal y parte planta. Es la primera vez que se observa que un animal es capaz de producir clorofíla, un pigmento típico de plantas verdes.


Parece que las babosas hayan robado los genes que provocan la producción de este pigmento de las algas de las que se alimentan. Con esos genes las babosas pueden llevar a cabo la fotosíntesis, el proceso que usan las plantas para convertir la luz solar en energía que puedan aprovechar.


Según Sidney Pierce, biólogo de la Universidad de South Florida en Tampa; "Pueden generar su energía sin necesidad de comer nada"


Pierce ha estudiado estas criaturas únicas, llamadas oficialmente Elysia chlorotica, durante 20 años. Ha presentado su publicación más reciente el 7 de enero en la publicación anual de la Sociedad de Biología comparativa e integrativa de Seattle (SICB).

Según comentó Pierce a "LiveScience"; "Esta es la primera vez que animales multicelulares son capaces de producir clorofila".


Estas babosas de mar viven en las marismas de Nueva Inglaterra y Canadá. Además de robar los genes necesarios para producir la clorofila, las babosas también roban orgánulos celulares llamados cloroplastos, que utilizan para llevar a cabo la fotosíntesis. En los cloroplastos se utiliza la clorofila para llevar a cabo la fotosíntesis y convertir la luz solar en energía, tal como lo hacen las plantas, eliminando la necesidad de comer alimentos para obtener energía.


Según el autor: "Nosotros los recogemos y los mantenemos en los acuarios durante meses". "Mientras tengamos una luz sobre ellos durante 12 horas al día, pueden sobrevivir sin alimentos."


Los investigadores usaron un marcador radiactivo para asegurarse de que las babosas son realmente productoras de la clorofila a sí mismas, y no sólo las "ladronas" de los pigmentos preparados a partir de algas. De hecho, las babosas incorporan el material genético tan bien, que pasan a las siguientes generaciones.


Estas nuevas generaciones conservan la capacidad para producir su propia clorofila, pero no pueden llevar a cabo la fotosíntesis hasta que no hayan comido suficientes algas como para tener también los cloroplastos necesarios para producir la energía por su cuenta.


Esta actividad de las babosas es toda una hazaña, y los científicos aún no están seguros de cómo los animales realmente adecuan los genes que necesitan.

6 comentarios:

Juanma dijo...

Wenas niño!
Todavía leo tu blog, así que no pares, eh!
Esta entrada me ha recordado a un trabajo para una asignatura del máster.
Hice el trabajo sobre Xenoturbella bocki. Un bicho muy interesante.
Te dejo la pisa por si te decides a escribir sobre él. Si quieres también te paso el trabajo (es una porquería).
Un abrazo!

Farth dijo...

El artículo... ¿es de corta y pega? Lo digo por lo de "Los cloroplastos utilizan la clorofila para convertir la luz solar en energía" que es algo que sin duda lo podría decir un periodista de los que sabemos, jejej.

Yo tengo un proyecto en mente desde hace muchos años, y es implementar la capacidad de fotosintetizar en los humanos. La cuestión sería hacer que los cloroplastos degenerasen durante la ontogéneis en todas las células salvo en las epidérmicas (y en los óvulos, claro). Si se pudiera conseguir, oye, lo más probable es que aún necesitásemos alimentos a diario (nuestra superficie corporal no daría a basto, y necesitaríamos a parte vitaminas y otros compuestos que no proporciona lafotosíntesis) pero se reduciría buena proporción de los recursos alimenticios que necesitamos cada día.

Son divagaciones que se le ocurren a uno cuando se aburre con la fisiología vegetal ¬¬" jeje...

Nos vemos tron.

Luis Rodríguez Rodríguez dijo...

Ante el aluvión de comentarios me veo obligado a contestar. Vamos por partes:

1º Pedir perdón por usar ese chisme infalible llamado traductor de google y no revisarlo detenidamene (¿Contesta eso tu comentario "Farth"? jeje)

2º Juanma. Pásame el trabajo sobre el bichejo ese, parece curioso. (Por cierto, también me debes cierta foto dedicada, jeje)

3º Por ser el último punto no es menos importate. A ver criatura, si cuando veo la lechuga digo que eso es pa´las cabras, que a mi me den un buen chuletón de buey...¡¿¡¿Cómo quieres que ni siquiera me plantee volverme fotosintético!?!?

Bueno jóvenes, hasta la próxima, un abrazo.

Farth dijo...

OJO!!!! No he dicho que dejásemos de comer!! A mí no me quites los chuletones!! (junto a su cervecica o en su defecto un buen vinete) xD simplemente planteo una posibilidad de reducir los recursos necesarios para sobrevivir y aportar así un granito de arena en la lucha contra el hambre, jeje.

Argggg chuleeetas... ^.^

S.Belizón dijo...

Hola muy buen blog y muy buenas postales, supongo que me dejaré caer por aquí de vez en cuando.
Saludos

Luis Rodríguez Rodríguez dijo...

gracias, el tuyo no lo conocía y también acabas de ganarte un visitante nuevo, últimamente lo tengo un pelín abandonado, pero poco a poco me iré poniendo más al día.

saludos.

VISITAS DIARIAS DE LA NUEVA ETAPA

"VISITICAS" DEL MUNDO HISTORICAS